En el punto azul nos encanta contar historias de amor, captar la emoción del momento, gestos, sonrisas, miradas cómplices… No nos gustan los posados, ni los guiones, preferimos pasar desapercibidos el día de vuestra boda, y así poder contar los acontecimientos de la manera más natural.


Cada historia es única, diferente y merece ser contada de la manera mas creativa, por eso hacemos autenticas películas de boda, dando especial importancia a la grabación, al montaje, la elección de la música, para así lograr un video, espontáneo, personalizado y que os represente de la mejor manera.

Nuestro principal objetivo es el de crear un recuerdo de vuestro gran día, que siga manteniendo la frescura con el pasar de los años.

Somos de Madrid, pero nos desplazamos a cualquier lugar del Mundo.